Crítica creativa: ‘Con vistas a tu interior y al mío’

1

El Libro del Escritor os trae una nueva crítica creativa (si desconoces qué diferencias hay con una reseña, este artículo es para ti)

 

Como en otras ocasiones, os recordamos que estas críticas se disfrutan más si se ha leído el libro o se está haciendo lectura simultánea, para poder entender todos los elementos que aquí se explican con el texto delante. Hay un enlace a Amazon para comprar el libro al final del artículo.

 

El amor ha sido un tema que ha inspirado a miles de poetas a lo largo de la historia literaria. El problema es que muchos solo se centran en la maravilla de sentirse enamorado o en la desdicha del desamor. ¿Y qué pasa con todo el tiempo entre ambas fases? Hoy os traemos la excepción, Con vistas a tu interior y al mío.

 

Realizamos el sorteo de un ejemplar desde el miércoles 16 de enero hasta el miércoles 23 de enero en nuestra página de Facebook.

Crítica creativa: 'Con vistas a tu interior y al mío'

Empezaremos con una breve sinopsis:

Esta amalgama de poemas y microrrelatos constituye una reflexión sobre el amor y el desamor. Se trata de un texto introspectivo en el que el protagonista conversa consigo mismo en un monólogo en el que rememora, de forma interiorista, los momentos de una relación. Una relación que está cargada de amor –por supuesto– y de miedos, frustraciones y reproches –¿¡cómo no!?–. Una relación que es tan utópica como complicada. En definitiva, una relación que constituye un vaivén de emociones encontradas: daños y alivios, idas y regresos, malentendidos y reconciliaciones.

 

Mª Carmen Bernal Cisneros, más conocida como EmeCé Bernal, nació el 16 de mayo de 1985. Estudió Magisterio de Educación Musical y, tan pronto terminó, comenzó la carrera de Filología Hispánica, con la cual continía. Su primera novela, Quimera, fue publicada en el 2010 bajo el pseudónimo McBerni. Desde entonces, se ha centrado en El Zurdo, protagonista de su libro homónimo y de Con vistas a tu interior y al mío.

 

Los pros

La unión de poemas y microrrelatos

Es una combinación extraña. Extrañamente fascinante.

 

Al principio intentamos discernir la diferencia entre las dos clases de narración porque tomamos el libro como una antología. Lo increíble es que uno acaba olvidando que está con ese tipo de ejemplar.

 

La sucesión entre poemas y microrrelatos que siguen un hilo común acaba formando una historia completa y compleja que engancha en sus escasas páginas de duración. Y al mismo tiempo, como si se tratara de una novela, podemos quedarnos con fragmentos concretos, aunque en realidad son objetos aislados que se pueden separar del hilo principal sin perder sentido.

 

¿Es una antología? ¿Una novela? ¿Un poemario? Es todo al mismo tiempo.

 

El Zurdo

El hilo que une tanto los poemas como los relatos es este personaje. El narrador en primera persona nos cuenta su historia con la que dice ser el amor de su vida: una profesora de la universidad.

 

El Zurdo es un personaje muy complejo que nos permite el privilegio de entrar en su mente, donde nos cuenta con pelos y señales cada sentimiento, cada deseo de su desesperado corazón por seguir con su amor hacia delante.

“Esta noche
voy a clavarme en tu corazón,
a instalarme en él,
como si fuera a quedarme muchos años
o toda la vida”, página 24.

 

También nos cuenta sus inseguridades, que no nos parecen absurdas, ya que por lo general se nos han pasado alguna vez por la cabeza.

“Tengo idealizados, en mis fantasías más autodestructivas, a aquellos hombres de los que ella ha estado enamorada, a aquellos de los que a veces me habla, a aquellos de los que no supo que había estado enamorada hasta que dejaron de estar en su vida”, página 25.

 

Gracias a este punto de vista casi permanente dentro de la cabeza de El Zurdo podemos ver cómo el amor y ese deseo sexual se convierten en frustración a medida que avanza el libro porque ella comienza a alejarse. Somos conscientes de sus problemas, de sus peleas, de sus reconciliaciones; y finalmente, de la separación.

“He perseguido insaciablemente tu rechazo para convencerme de que alguien como tú jamás estaría con una persona como yo”, página 80.

 

A pesar de todo, El Zurdo es un personaje muy coherente y real. Parece una persona del día a día, enamorado hasta la locura de una mujer que al final le rompe el corazón. Hasta durante el dolor y los momentos tensos de la relación, sus sentimientos, o al menos la forma de plasmarlos, son reales. Se hace muy fácil crear la empatía entre lector y personaje.

“Odio cuando dejo salir lo peor de mí. Cuando soy capaz de imitar gestos, palabras y voces que forman parte de lo peor de otras personas. Siento rabia e impotencia al sentir que esas actitudes, inevitablemente, forman parte de mi vida. Soy yo. Las aprendí y ahora son mías”, página 60.

 

El amor como la vida misma

Como ya dije, a lo largo del libro somos testigos de cómo El Zurdo y la profesora se muestran verdadero amor. Se combinan dos formas de amor estrechamente ligadas entre sí: el sexual y el emocional. El Zurdo se muestra enamorado no solo del cuerpo de la profesora, que quiere cubrir a besos, también de ella. De toda ella.

 

Pero lo que hace especial este libro no es la forma en la que nos demuestra ese amor, sino que nos muestra que el amor no es para siempre. Comenzamos con ambos amantes en la llamada “luna de miel”. Sigue con la decadencia, los enfados, los desplantes y finalmente la ruptura. Pero el libro continua enseñándonos la última fase de una relación. El olvido, el pasar página y reencontrarse a sí mismo, aunque duela.

“Quitar la última fotografía tuya es asumir que ya no estás en mi vida, es deshacer los recuerdos externos para que también se disipen los internos. Ambos necesitábamos pasar página, olvidar las emociones no compartidas, remendar las acciones que nos golpearon y las palabras que devastaron todo lo que fuimos”, página 98.

 

La ausencia de faltas

Aunque no parezca una ventaja como tal, sino una máxima de todo libro, la verdad es que la gran mayoría de los libros criticados suelen ser un abanico completo de faltas ortográficas, gramaticales, tipográficas y de puntuación.

 

Este libro es una maravillosa excepción donde no hemos tenido que revisar ni una coma, básicamente porque no hizo falta.

 

Los contra

El amor no es de película

Si un autor se centra en demostrarnos una relación real y sexual, no debería incluir comparaciones con películas cuyo peso romántico ha guiado los estereotipos de amores adolescentes de los últimos años.

 

Se intenta crear una visión de un amor maduro, puro y profundo; y nos encontramos con la mención a Titanic.

“Te amo como Ryan Gosling a Rachel McAdams
en El diario de Noa,
te amo como Leonardo DiCaprio a Kate Winslet
en Titanic”, página 62.

 

Cambio de focalización no disponible

Desde el prólogo, se nos deja muy claro que este libro es autobiográfico, pues se supone que El Zurdo lo está escribiendo como complemento a su libro homónimo.

 

Si esta es la idea que se nos plantea con un narrador obviamente en primera persona, no se pueden tolerar cambios de focalización. Y es lo que nos encontramos en el relato Ella y él éramos nosotros. De golpe pasamos a saber cómo se siente la mujer cuando la tocan durante el sexo.

“Sentía miedo, placer y rubor al mismo tiempo. Aquel hombre estaba muy cerca, y ella podía sentir su mirada destemplada y su respiración acelerada. La asustaba la incertidumbre, no sabía qué quería hacer ni hasta dónde quería llegar, pero aquel desconocimiento la excitaba y se dejaba llevar. Él besaba todo su cuerpo (…)”, página. 19.

Cuando un narrador está en primera persona no puede saber cómo se sienten otros personajes, no puede dejar que el lector pueda entrar en su cabeza. Nosotros recomendamos leer este artículo para poder mejorar estos pequeños errores.

Crítica creativa: 'Con vistas a tu interior y al mío'

MI PoV

En mi opinión, Con vistas a tu interior y al mío es demasiado empalagoso.

 

Nunca me ha gustado la poesía y solo he leído a Neruda para poder afirmarme en mis razones. Si bien es cierto que la poesía permite plasmar el sentimiento de una forma más lírica, no es mi estilo.

 

Aunque he de admitir que ha sido una lectura muy amena. A pesar de las continuas escenas de cama y las pausas que se toma El Zurdo para describirnos el perfecto cuerpo de la profesora, he disfrutado viendo cuán real era lo que estaba leyendo y lo plausible que me resultó su inminente desastre como relación.

 

Podríamos aprender mucho de las cualidades técnicas de este libro. Es una antología de poemas y microrrelatos con un hilo común que lo convierte en un libro completo. Esta innovación me facilitó mucho más la lectura, porque podía escoger: criticarlo como una antología más o como una novela. Un dos por uno muy bien elaborado. Esto lo convierte, al menos para mí, en un libro muy recomendable, aunque no apto para los que no les gusta el azúcar entre las páginas.

 

Nuestra pregunta

¿Qué opinas sobre el romance literario? ¿Es real o solo un deseo de lo que pensamos que debería ser el amor?

 

Afiliados a Amazon

De nuevo, aprovechamos para recordaros que participamos en el programa de afiliados de Amazon, así que os invitamos a comprar los libros a través de nuestros enlaces.

 

Con vistas a tu interior y al mío (Tapa blanda)


Lista de precios: EUR 10,40
De nuevo: EUR 9,88 En Stock
De ocasion: Fuera de Stock

24 años, Pontevedra. Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela. Actualmente curso el Máster en Estudios Literarios y de la Cultura en dicha universidad, además del Máster en Formación de Profesorado por la UCAM. Cuando no estoy muriendo entre estrés y café, colaboro como redactora en la web Infoliteraria, de editora en MásVeinticuatro e intento dirigir mi blog The Last Chonicler.

Discussion1 comentario

  1. Muchas gracias por la crítica, me ha gustado muchísimo, pero (las adversativas que nunca falten), me gustaría hacer algunos matices:

    En primer lugar, «el amor no es de película»… Yo creo que a veces sí que lo es, que alguien no lo sienta así no quiere decir que no exista. En cualquier caso: la comparación con el amor de película no busca el estereotipo, sino mostrar la desmesura del amor, sobre todo la desmesura del amor incipiente.

    En cuanto al «cambio de focalización»: el Zurdo sabe cómo se siente la mujer porque es una relación en la que se conversa. Hablar de lo que siente ella es la sutil manera de mostrar que no es unilateral, que los sentimientos no se silencian por parte de ninguno, aunque ella sea más reacia a mostrar lo que siente. La historia, autobiográfica, se centra fundamentalmente en él, pero él conoce y habla de los sentimientos de ella, aunque no con la misma frecuencia ni intensidad que de los suyos propios. De ahí que el libro se llame _Con vistas a tu interior y al mío_, y no _Con vistas a mi interior_.

    Con respecto a la opinión personal, muy agradecida por la sinceridad. La opinión personal es subjetiva, así que totalmente aceptable que a alguien no le guste la poesía de amor y desamor y que, por ende, le resulte empalagosa. Reconozco que he leído libros muy aplaudidos por las críticas que, sin embargo, a mí no me han gustado en absoluto.

    Y una última cosilla, el libro no se vende temporalmente en Amazon, pero se puede descargar de manera gratuita (o comprar en papel y pagar solo los gastos de impresión y de envío) aquí: http://www.lulu.com/spotlight/emecebernal

    Lo dicho: muchas gracias.

    Saludos,

    EmeCé Bernal

Queremos leer qué opinas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies