El papel de los personajes secundarios

2

«No es bueno que el hombre esté solo», Génesis 2, 18-23a

Todo camino resulta más ligero y sencillo si se tiene compañía. Es por ello que una narración no será completa si no cuenta con todos los engranajes que hagan que el protagonista finalmente brille. Serán unos eslabones estudiados que unen y a veces separan, que emocionan, dan credibilidad, provocan enfado y otras tantas veces ternura.

 

Son estos encajes especiales, denominados personajes secundarios, los que estarán al lado del protagonista para lo bueno y lo malo, ayudándolo con sus rasgos a perfilar las virtudes y defectos de este principal, mientras aportan el toque especial a cualquier relato.

 

Y es que para lograr una gran historia necesitamos perdernos en detalles y matizar distintas personalidades que terminarán por enriquecer toda aventura. No otorguemos todo el peso a un protagonista egocéntrico, ni caigamos en simplicidades, porque para que este se luzca de verdad necesitará la interacción de diferentes figuras en escena, aliñadas con mimo en mayor o menor medida.

El papel de los personajes secundarios

Jaque mate

Realmente el mejor símil para distinguir todo lo que representa un papel secundario lo dibujamos en un tablero de ajedrez. Allí bajo un plan trazado con estrategia y paciencia, nos encontramos a un gran protagonista (el rey) que, no tendrá escapatoria si no cuenta con las espaldas cubiertas por su reina o dama.

 

En escena aparecen los dos personajes principales sobre los que ronda toda acción, pero su intimidad no será total, ni mucho menos, al contar con numerosas figuras que definirán la historia en cada momento.

 

Para ser exactos, este ejemplo consta de veintiocho secundarios. Unas veces torpes, otras agudos, con nobleza o, por el contrario, muy mal intencionados. Su combinación no sólo dará lugar al éxito de este reinado, sino que de una manera inteligente transformará todos esos movimientos en una gesta digna de cualquier relato.
A la pregunta entonces: «¿resulta tan necesario hablar sobre los personajes secundarios?», tenemos por respuesta un rotundo sí para encontrar el auténtico sentido de la historia.

 

Niveles de personajes secundarios

Sin caer en detalles simples u obviedades que no aporten ningún interés al lector, los personajes secundarios se tienen que tratar para entender determinados comportamientos del protagonista y situaciones de la narración.

 

Su peso y descripción no se pueden comparar a los del personaje principal pero, tenemos que estar atentos igualmente a su influencia para antes o después sacar nuestras propias conclusiones.

 

Según la cercanía que estos tengan con el protagonista los clasificaremos en dos grandes grupos: principales o secundarios. Estas categorías no se hacen porque seamos clasistas y creamos que tiene que haber un ‘elenco top’, sino porque no todas las figuras pasarán por la vida del protagonista de la misma manera o con la misma intensidad.

 

Es en este punto donde el autor se la juega y tiene que desplegar un derroche extra de creatividad para ofrecer un abanico interesante de secundarios pero, que a la vez no distraiga la atención en exceso de nuestro actor principal.

 

  • Los personajes principales de segunda

O también los que tienen relación más estrecha con el protagonista. Bajo esta categoría aparecen los fieles amigos y escuderos de toda aventura; las parejas apasionadas bajo las que se construyen  historias de amor que todo lo cambian; la autoridad y presencia de unos padres que marcan para siempre la conducta del protagonista o incluso el malo malísimo que no se cansa nunca de poner a prueba los nervios y valor de la estrella del relato.

 

No concebimos la historia del hidalgo más gallardo de todos los tiempos sin la presencia a su lado de su incansable Sancho Panza.

 

  • El necesario secundario cómico

Todos sabemos de la existencia de determinados personajes secundarios que solo por su mera presencia en algún momento del camino, logran el toque de humor preciso y justo que busca siempre el lector. Con características acentuadísimas y apariciones arrolladoras logran quitar dramatismo a la escena, siendo un blanco fácil y directo al corazón de los lectores.

 

Los modales escrictos y altivos de la institutriz Mary Poppins, conocida en el mundo entero, hubieran sido realmente cargantes para cualquier lector y espectador si no aparece a tiempo la divertida figura de Bert y su siempre buen humor.

 

  • Los personajes secundarios pincel

Dentro de los pasajes de una narración en los que no se vive ningún sobresalto es donde se mueven como pez en el agua los personajes secundarios pincel. Esta denominación un poco de cosecha propia viene perfecta para describir a aquellos actores completamente neutros que se encargan de dar pinceladas de color en las escenas más grises de cualquier escrito.

 

Su presencia nunca se encontrará en episodios cumbre, pero anticiparán y contextualizarán el gran momento con sus apuntes esporádicos. Este papel viene como anillo al dedo a cualquier personaje que pertenezca al colectivo de sabiduría popular. Estamos ante los consejos en un momento de máxima necesidad de una persona con experiencias en la vida y sin olvidar su mucho poder de observación.

 

  • El revelador (muy puntual)

Hay personajes de segunda que podrían ser con facilidad eliminados de un plumazo. Ellos por si mismos no son interesantes, pero su presencia en un momento concreto será decisiva para revelar alguna información en la narración.

 

Ante un crimen y su correspondiente investigación, el análisis puntual hecho por un forense que, nunca más volverá a aparecer en escena, puede cambiar completamente el rumbo del caso.

 

 

El papel que todo autor le debe conceder a un personaje secundario se resume en una primera intervención tímida al comienzo de la historia para poco a poco dar una descripción más precisa y lograr que confiese detalles sobre su vida que nos harán conocerle mejor, así como la conexión que mantiene con el protagonista.

 

El extraño fenómeno de algunos personajes secundarios

Otorgar ciertas virtudes y poder a un personaje secundario puede hacer que llegados a un punto determinado del relato, se inviertan los papeles y este casi por arte de magia alcance los niveles de un protagonista. Este fenómeno por el cual el secundario termina devorando al actor principal nos deja historias y a personajes imposibles de olvidar.

 

Tanto es así que podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que sin un entrañable Samsagaz Gamyi a su lado Frodo Bolsón no hubiera llegado mucho más allá del límite de la Comarca.

 

Siendo un hobbit de profesión jardinero, sencillo y bastante comodón, Tolkien le otorga una devoción por su amo, Frodo, capaz de hacerle sacar fuerza y valentía en las situaciones más extremas. De esta forma se consigue de lo pequeño una actuación mayúscula con victoria incluida ante el ataque de una araña (Ella-Laraña) además de terminar siendo portador del anillo más famoso de todas las historias en un buen tramo de su camino.

 

La lástima es que después de todas sus proezas el mérito se lo llevan casi en su totalidad los otros. Esta es la injusticia con la que conviven siempre los eternos personajes secundarios.

El papel de los personajes secundarios

Nuestra pregunta

¿Qué característica básica darías siempre a un personaje secundario?

30 años. Periodista y escritora de vocación. Cofundadora de La vida de color caoba, un espacio perfecto para que las letras e ilustraciones bailen en armonía. Escribir es una forma de vida, ver el mundo con detalle para poder enseñárselo a los demás.

Discussion2 comentarios

  1. Creo que tiene que completar la historia del protagonista, o bien mediante su relación con este, o a través de una historia que arrastre y converja en algún punto con la del personaje principal.

    • Exactamente, Charo, su presencia es clave para completar al protagonista y el sentido de la historia. Lo difícil es dar con ese elenco que vaya sumando fuerzas y valor en la misión del protagonista.
      Mil gracias por tu aportación
      Saludos

Queremos leer qué opinas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies