¿Por qué sufro el bloqueo del escritor?

9

Si escribís en cualquier buscador “miedo a la página en blanco” o sus sinónimos, os saldrán infinidad de páginas que os enseñan a enfrentaros a ello.

 

Tranquilos, desde Literup también os daremos las claves, pero ¿os habéis preguntado por qué os ocurre?

Chimpancé consternado porque sufre el bloqueo del escritor.
Chimpancé consternado porque sufre el bloqueo del escritor.

La definición

El bloqueo del escritor es la condición que le ocurre a los autores creativos y, en especial, a los escritores, que les impide crear nuevo material o su trabajo sufre retrasos. Puede tener distintas causas, aunque normalmente es la falta de inspiración o las distracciones continuas.

 

Los motivos también pueden ser más graves: una ruptura amorosa, problemas económicos, depresión, enfermedades mentales… Pero no os alarméis. La situación más común es que la presión que sentís os esté ahogando y os estéis exigiendo tanto que seáis incapaces de continuar, sobre todo si tenéis una fecha límite o exigencias como escribir un determinado género o estilo.

 

En el caso de los autores publicados, también se puede dar este bloqueo después de un gran éxito con otro libro anterior, al sentir temor de no estar a la altura.

 

Tras la ciencia

Entrando en cuestiones más científicas, el bloqueo está causado porque, bajo estrés, el cerebro humano cede el control del córtex cerebral al sistema límbico y el cuerpo actúa por instintos. En este estado tenemos la misma creatividad que un chimpancé (véase la fotografía superior).

 

En 2004, la escritora y neuróloga Alice W. Flaherty escribió The Midnight Disease: The Drive to Write, Writer’s Block, and the Creative Brain, donde estudia este fenómeno y las causas que perturban la actividad cerebral normal.

 

Asimismo, este bloqueo puede darse en escritores poco experimentados que carezcan de formación literaria y no sepan cómo plasmas sus idea al escribir sin guía, según analiza Lawrence Oliver en su artículo “Helping students overcome writer’s block”. La clave que propone Oliver para solucionar el bloqueo es escribir más y más para ganar seguridad en uno mismo.

 

James Adams localiza las razones del bloqueo en el miedo en la etapa del planteamiento por tener que tomar ya decisiones, juzgar nuevas ideas o la incapacidad para crearlas, así como la falta de motivación, motivos recogidos en su libro Conceptual Blockbusting: A guide to better Ideas.

 

¿Cómo me enfrento a este temor?

Las estrategias que se pueden tomar son muy distintas. Oliver sugiere hacerse preguntas para descubrir el proceso de escritura óptimo de cada uno. Si sois incapaces de descubrirlo por vosotros mismos podéis recurrir a la ayuda de otros escritores de vuestro entorno.

 

Una manera ideal sería asistir a grupos de discusión de escritores o a sesiones y talleres. Los escritores Clark Irene, Gabriele Lusser Rico y Rose y Linda Flowers, así como Lawrence Oliver coinciden en el agrupamiento de escritores como solución más efectiva para este bloqueo, al poder comentar con otras personas tus problemas y aconsejarse mutuamente técnicas narrativas y consejos prácticos de escritura.

 

Sin embargo, la solución más fácil es escribir en esa página en blanco. Aunque consideréis que es una basura, seguid escribiendo. Lo importante es escribir cualquier cosa en esa hoja, así que pensad en una situación cotidiana que os haya pasado (el panadero os ha devuelto mal el cambio, una señora mayor se ha intentado colar delante de vosotros en el súper, etc.) y reflejadlo en un relato con un narrador en tercera persona, ajeno a los hechos.

 

También podéis probar a escribir copiando el estilo de algún escritor que os guste en particular o a la inversa, redactar un párrafo de algún libro que no os haya gustado tal y como vosotros creéis que sería mejor.

¿Por qué me bloqueo ante la página en blanco?

Anotad siempre todas las ideas que tengáis y tratad de desarrollarlas durante el bloqueo, obligaos. Es muy importante salir de vuestra zona de confort y trabajar en ello. Si no, seréis incapaces de salir del bloqueo.

 

Sin trabajar este temor no podréis recuperar vuestro ritmo de trabajo. También podéis probar las técnicas que os recomendamos en el artículo “14 consejos para aumentar la productividad”. Os será muy útil para establecer una rutina de escritura y evitar las distracciones.

 

Nuestra pregunta

¿Habéis sufrido el bloqueo del escritor? Aquellos que salisteis de ese pozo, ¿cómo lograsteis solucionarlo?

26 años. Periodista y escritora. Cofundadora de Literup. Doctoranda de Comunicación con especialidad en literatura.

Discussion9 comentarios

  1. Pingback: ¿Por qué sufro el bloqueo del esc...

  2. Gran artículo Meritxell, un problema que nos afecta a todos los que intentamos escribir contenido de valor.
    Yo personalmente, los he superado como explicó en este post de mi blog: http://ismaelruizg.com/
    Un saludo y enhorabuena

  3. Hola a todos.
    Yo llevó un par de años escribiendo, mi problema es más bien los horarios y el cansancio, trabajo desde muy temprano por la mañana y por las tardes cuando puedo escribo, y el que me falta formación, aunque esto último pienso que me pasará siempre por que nunca es suficiente lo que se sepas. El caso es que hay épocas en la que me cuesta más ponerme y otras menos, luego me pongo a escribir y según el día que haya llevado me va bien o mal y si estoyuy bloqueada levantó la vista del teclado y lo dejó una semana, leo más y observo mi alrededor cojo ideas y vuelvo al teclado.
    Lo malo es que donde vivo hay sólo un taller de escritura al año y no es gratuito, que me parece perfecto pero yo no puedo permitírmelo.
    En fin, voy luchando poco a poco y espero que esa lucha no sea en vano.
    Gracias por este artículo, este y todos aquellos que publicáis, ayudan y dan muchos ánimos a todos lo que de una forma u otra están en esa situación.
    Un saludo.

    • Muchas gracias por tu comentario, Lily. Lamento oír esto, la verdad. El tema de la disponibilidad de tiempo es bastante peliagudo, porque si el cansancio te vence hay poco que hacer. Quizá la solución estaría en rehacer el horario y aprovechar para escribir antes de marcharte a trabajar, adelantando el día un par de horitas.

      También siento que no haya talleres donde tu vives. Lo bueno es que cuando lancemos nuestra red social podrás realizar cursos online de escritura cuando quieras, sin un ritmo impuesto de trabajo. Esperamos poder lanzarlo pronto para ayudar a los escritores en las mismas circunstancias que tú.

      Asimismo, te recomiendo que pongas en práctica los consejos del post sobre productividad que tenemos en este blog, que te ayudará a establecer un hábito de escritura 🙂
      ¡A seguir escribiendo!

      • Si, es una lástima el tener tiempo limitado.
        Eso no lo dudéis, como algunos de los consejos no los sabía, ahora puedo seguir intentándolo con estos nuevos. De por si ya tengo la aplicación de Pomodoro.
        Muchas gracias por ayudar y dar ánimo a los que estamos en estas
        Situación.

  4. Pues, vaya, tengo suerte, a mí no me ha ocurrido jamás y llevo veinte años escribiendo narrativa. Lo que sí me cuesta es ponerme, procrastino todo lo que puedo, pero cuando llega lo inevitable, sentarme ante la pantalla y continuar donde lo dejé el día anterior, todo fluye, y según pasan los minutos me voy sintiendo más cómoda, luego lo que me cuesta es dejarlo jajajajjaa. Ojalá siga así.

    • Pues es una suerte que no lo hayas sufrido nunca. A veces procastinar también puede ser una forma de bloqueo si te impide ponerte a ello, pero si lo tienes controlado es genial. Según me cuentas solo existe ese problema antes de empezar, así que si sabes que te toca escribir la noche anterior intenta eliminar todas las tentaciones posibles. Por ejemplo, suspende el ordenador con el Word abierto de tal manera que al encenderlo sea lo primero que veas y te ayude a no despistarte.
      ¡A seguir escribiendo!

  5. A mí sí que me ha ocurrido. Lo que hice fue dejarle tiempo para que “se pasara” y me centré en leer más que en escribir, aunque siempre apuntando las ideas que se me ocurrieran. Me llevó poco superarlo. Además, todo este último año he tenido inseguridad a la hora de leer y de escribir (que también he superado) y no ha sido nada agradable. Mi consejo es el mismo que el del artículo: escribid más, aunque pensáis que no es bueno.

    • Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Leer analizando como escritor siempre es necesario, pero si además sufres bloqueo es fundamental. Como tú has dicho, ayudó a superarlo al aportarte ideas. Nos alegramos muchísimo de que hayas superado esa etapa.
      ¡A seguir escribiendo!

Queremos leer qué opinas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies